Sermones

Pronostico del Tiempo

San Bernardino
This feed will be redirected starting or shortly after March 15th of 2011
:
:
Current Conditions:
The most current observation is more than 47840 hours old, please try again later.
Los Angeles, CA
This feed will be redirected starting or shortly after March 15th of 2011
Coastal Flood Statement - Los Angeles County Coast including Downtown Los Angeles (California)
:
:
Current Conditions:
The most current observation is more than 47840 hours old, please try again later.
More...

Forma Identificacion



Calendario de Eventos

« < Diciembre 2017 > »
D L M X J V S
26 27 28 29 30 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31 1 2 3 4 5 6
Bienvenido a la Pagina Principal
MADRES EXTRAORDINARIAS PDF Imprimir E-mail
Escrito por Cami Cruz   
Sábado, 18 de Mayo de 2013 09:09

Un joven caminaba por la calle cuando encontró un hombre caído. Inexperto, pero con un buen corazón, cogió un taxi con el hombre y partieron rumbo al hospital. Llegando al destino, se dio cuenta de que no tenía el dinero para pagar el taxi.

El chofer le pregunta: ¿Quién es este hombre que usted está trayendo al hospital?
No sé, respondió el joven. Lo encontré caído en la calle y pensé en ayudarlo.
Bueno, respondió el profesional, si usted puede ayudar a alguien que no conoce, yo también puedo. El costo del recorrido es por mi cuenta.
El hombre, aun inconsciente, fue puesto en una camilla. Pero, ahí empezaron los problemas. El joven no sabía su nombre, su dirección ni tampoco si tenía un plan de salud. Nada.
Por fin, dijo a la recepcionista: Yo no miré sus bolsillos. Solo pensé en ayudarlo.
Bueno, si él no es tu pariente, no es conocido tuyo, ¿quién se responsabilizará por los costos de la atención médica necesaria?
No sé, habló el joven. Yo no tengo recursos. Solo sé que él necesita atención médica. No puede quedarse así tirado, sin que nadie lo ayude.
El tema era sencillo, según la recepcionista. El joven debería depositar un monto en garantía y el restante podría ser acordado más tarde.
Mientras intentaba explicar que él no tenía el dinero, y casi suplicando para que el enfermo fuera socorrido, un médico adentró al hospital.
Hable con él, dijo la joven. Es el director. Si él autoriza...
Y así fue.
    
Poniéndose al tanto de lo que estaba ocurriendo, el médico, de inmediato, adoptó medidas para que el hombre fuera ingresado, en el hospital, para la atención correspondiente.
A continuación, pidió al joven que fuera a su oficina. Al adentrarse, él se encantó con un cuadro, en tamaño natural, de una señora bellísima, con unos ojos muy expresivos.
¿Quién es? - preguntó.
El director, tomando asiento, comentó: Es mi madre. Era una mujer pobre. Lavando y planchando ropas, me ayudó para que yo me titulara médico. Ella ya falleció. Pero, logró su propósito: me diplomé en Medicina y como puedes ver, hoy soy el Director General de este gran hospital.
Quien lo podría suponer. El hijo de una lavandera. Pero, esa mujer maravillosa no solamente logró que yo me diplomara. Ella me dio lecciones de sabiduría y de vida. En el día en que me titulé, ella me aconsejó: "Hijo, haz todo el bien que puedas. Aprovecha tu saber, como médico, para salvar vidas."
Por eso, mi querido joven, quien llega a ese hospital es socorrido, como el hombre que trajiste de la calle. Después, veremos si él tiene o no el dinero para los gastos. En memoria a mi madre, esa mujer excepcional, que tanto trabajó para que yo me hiciera médico, jamás dejaré que alguien se muera a las puertas de mi hospital.
Yo asisto y siempre asistiré, de la mejor manera posible, al que pueda o no pagar. No podría dejar de cumplir un ruego de mi madre.

Toda madre es una educadora.
Algunas, entregan lecciones para el día a día de sus hijos. Les enseñan a portarse bien, los envían a la escuela, los alimentan. Otras, y esas son las madres extraordinarias, renuncian a todo por el bien de sus hijos. Transmiten lecciones para la vida imperecedera. No piensan solamente en el bienestar físico de sus hijos. Van más lejos. Trabajan y establecen enseñanzas para la vida del Espíritu. Ellas desean que sus hijos sean felices ahora, en el presente, en la Tierra; y más tarde, en el Más allá, cuando salgan del cuerpo físico.

Esas madres... esas madres son realmente extraordinarias.

 

TOMADO DE httt://irrealidadeinspiracion/blogspot.com

 
BIENVENIDO A CAMICRUZ.COM PDF Imprimir E-mail
Escrito por Cami Cruz   
Domingo, 06 de Marzo de 2016 00:00
Inspiracion

Usted es la razón de nuestra existencia. Estamos aquí para compartir más de sesenta años de experiencia en, cuidado pastoral, administración de iglesia y sobre todo, como cristianos deseamos compartir lo que Cristo ha hecho en nuestras vidas.  

Estamos aquí para ayudarnos mutuamente. Compartiremos: Sermones, artículos, historias de la vida real que le impresionarán, Poesías inéditas, anécdotas, noticias de interés para los cristianos y especialmente aquellos eventos que anuncian el pronto regreso de Jesús a este mundo. Usted también podrá ser parte de esta página al enviar sus artículos o inquietudes a la seccion "Contacto." Desde ya le damos la bienvenida a su contribución y lo invitamos a que juntos emprendamos el camino hacia la superación en el peregrinar cristiano. Bienvenido!

 

 

You are the reason of this web site.  We are here to share with you more than sixty years of experience in pastoral care, church administration and other topics of general interest. As Christians, we have felt that is our responsibility share with you: sermons, articles, stories from the real life that will help to change your life and your attitude to God. We will share with you unpublished poems, anecdotes, news of interest to all Christians and especially those events and news that announce the Return of Jesus to this world. 

You may also be part of this page by sending your articles or concers to the section: "Contact" of course, we welcome your contribution.  We invite you to embark together towards overcoming the christian pilgrinage .  Welcome! 

LAST_UPDATED2
 
MANOS DE CRISTO PDF Imprimir E-mail
Escrito por Cami Cruz   
Domingo, 20 de Diciembre de 2009 11:51
Francisco E. Estrello
            1
Manos de Cristo,
Manos divinas de carpintero. . .
Yo no imagino aquellas manos
Forjando lanzas, forjando espadas,
Ni diseñando nuevo modelo de bombardero.
Aquellas manos, manos de Cristo,
Fueron las manos de un carpintero.                                                                   
                                                                                                       Manos de Cristo, encallecidas
                                                                                                       Labrando cunas,
                                                                                                       Haciendo arados, labrando vida.
                                                                                                       Yo no imagino aquellas manos
                                                                                                       Entretenidas entre cañones,
                                                                                                       Entre explosivos y entre granadas,
                                                                                                       Aquellas manos encallecidas,
                                                                                                       Se encallecieron labrando vida. 
           3
Manos de Cristo,
Manos divinas de carpintero. . .
Yo no imagino aquellas manos
Brutalizando tareas humanas
Sino forjando labor creadora;
Aquellas manos, manos de obrero,
Edificaron hora tras hora.                                                                                 
                                                                                                      Entre las manos febricitantes
                                                                                                      Que hacen cruceros
                                                                                                      Y bombarderos,
                                                                                                      ¡No están las suyas!
                                                                                                      Las suyas llevan marcas de clavos,
                                                                                                      Marcas heroicas de sacrificio;
                                                                                                     Aquellas manos, manos sangrantes,
                                                                                                     Fuertes, nervudas, manos de acero.
                                                                                                     Son manos recias de Carpintero
                                                                                                    Que quietamente labran la vida. . .
LAST_UPDATED2
 
Amor de Luna y Sol PDF Imprimir E-mail
Escrito por Cami Cruz   
Jueves, 29 de Octubre de 2009 19:53
 Jugaron a los novios La luna y el sol,
El novio madrugaba pero la luna no,
oscurita por la tarde le daba por salir,            
De este modo las cosas marchaban siempre mal:                                   
palomas con mensajes volaban de aquí allá,           
“amor correspondido por medio del papel,           
no es amor duradero,” siempre escribía él.                                   
Y ella le respondía en este diapasón:
                                                          
                                                          "Amor que no se encuentra también es grande amor,
                                                           quizá el amor más grande es el que te ofrezco yo"            
                                                           Pero entonces un ángel hizo de mediador,           
                                                           y volando, volando fue al palacio del sol
                                                           hablaron en secreto cosas que ignoro yo,
                                                           luego voló otra vez y a la luna llegó. 
                                                           Le habló quedo al oído y le habló al corazón.
                                                           La luna decía: “Despacito,  por Dios,
                                                           que no oigan las estrellas lo que me dice el sol,”
                                                           y se escuchaba sonriente rosada de emoción.     
                                                         
                               Después al otro día, Sucedió…sucedió
                               que media hora juntitos estuvieron los dos,
                               diciéndose bajito lindas frases de amor..
                               La gente que los miraba (¡qué curiosa es la gente!)
                              detrás de un vidrio ahumado como detrás de un lente
                              Yo creo que a los novios la cosa les gustó;
                              ya no precisan ángel que los arregle,  no
                              Porque de cuando en cuando es la pura verdad se dan cita
                              allá arriba Cuando las estrellitas en el cielo no están
                                                           
                                                         Esta es la bella historia de la luna y el sol,
                                                         se junta allá arriba para hablarse de amor.
                                                         Hombres que saben mucho, más que tú y que yo
                                                        dan en llamar “eclipses”a estas cosas del sol;
                                                        mas yo que al ser poeta me trato con los dos,
                                                       le llamo a los eclipses “amor de luna y sol”
LAST_UPDATED2
 
« InicioPrev123PróximoFin »

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL